8 maneras de atraer sapos y ranas al jardín

6 ideas de bricolaje de cabañas para el jardín

Atraiga sapos y ranas a su jardín para mantener a raya a las plagas del jardín. Aquí están las 8 maneras!

Atraer sapos y ranas al jardín trae dos beneficios: primero, se ven súper lindos y segundo, ayudan a controlar las plagas que acechan en su jardín. Así que sin más preámbulos, averigüe las formas de atraerlos.

1. Evite los productos químicos

Al igual que otros anfibios, los sapos y las ranas respiran (total o parcialmente) y beben a través de su piel. Si usted utiliza pesticidas, herbicidas o fungicidas o cualquier otro producto químico para el control de plagas de su jardín, no pueden sobrevivir.
Pero entonces, ¿cómo controlarás las plagas e insectos del jardín? La respuesta es simple: las ranas y los sapos harán ese trabajo por ti. Una puede comer hasta 100 insectos en un día. También, usted puede optar por otras técnicas de jardinería orgánica para deshacerse de las plagas.

2. Proveer refugio

Casi todas las ranas y sapos son nocturnos, lo que significa que se aventuran principalmente en la noche. Viven cerca de los cuerpos de agua y evitan el contacto directo con el sol, especialmente cuando el clima es realmente cálido para evitar la deshidratación. Todo esto indica que el refugio para ranas y sapos debe ser un lugar fresco, oscuro y húmedo. La vivienda se puede crear colocando ladrillos en forma de una pequeña cueva. Otra forma es colocando la maceta de arcilla al revés de manera que proporcione una abertura. Localice este refugio para ranas cerca de plantas y arbustos de crecimiento bajo.

3. Cuerpos de agua pequeños

Los sapos y las ranas son anfibios, lo que implica que no beben agua sino que absorben la humedad a través de la piel. Además, ponen sus huevos en agua. Es por eso que les encanta residir cerca de los lugares húmedos. Para hospedar sapos y ranas, usted necesita tener pequeños cuerpos de agua o estanques en su jardín. Aquí está el! Una manera fácil de construir cuerpos de agua artificiales es colocando unas cuantas ollas grandes y poco profundas llenas de agua en lugares inatacables y amigables para las ranas de su jardín. No deje que las ollas se sequen completamente y siga llenándolas con agua.

4. Selección de plantas

Usted debe escoger las plantas a mano con cuidado para plantarlas cerca del hábitat de la rana. Muchas plantas son venenosas para las ranas y los sapos. Ciertas plantas comestibles que son dañinas para los anfibios son berenjenas, ruibarbo, papas y guisantes. Si tiene un jardín de flores, evite plantar adelfas, madreselvas, azaleas, narcisos y jacintos cerca del refugio. Si usted está dispuesto a crear un jardín de ranas, hay muchas otras plantas que debe evitar. Vea la lista completa .

Usted puede cultivar plantas acuáticas en su estanque, ya que aumenta el nivel de oxígeno en el agua. La plantación de pastos nativos y plantas que aman la humedad alrededor del perímetro del estanque proporcionan refugio para las ranas y los sapos. Además, este tipo de plantación atrae insectos que son una buena fuente de alimento para ranas y sapos. Echa un vistazo a algunas ideas increíbles de plantas para estanques.

5. Recorte de césped de jardín

Tenga en cuenta que es probable que las ranas y los sapos estén holgazaneando en su césped si no poda el césped del jardín con regularidad. Será un peligro mortal para ellos, ya que sus vidas correrían peligro al cortar el césped si estuvieran al acecho en la hierba. Los niños y las mascotas también pueden pisarlos accidentalmente mientras juegan. Para evitar este escenario, mantenga su césped cortado.

6. Peligros de mascotas y niños

Los niños siempre sienten curiosidad por lo que les rodea. Pueden destrozar el refugio de sapos y ranas. Además, si tiene mascotas, es posible que las traten como si fueran sus juguetes de caza e incluso les guste tenerlas como postre. No sólo será un peligro para tus amigos anfibios, sino que también puede poner en peligro a tus mascotas.
Cuando se les amenaza, segregan un olor fétido ardiente que puede irritar la nariz. Además, la exposición oral a los sapos puede causar reacciones alérgicas en las mascotas de su casa, ya que estas criaturas tienen glándulas venenosas en la piel. Para evitar esto, la mejor manera es construir un recinto para el refugio o hacer su hábitat de rana en otro lugar.

Advertencia: Si usted tiene niños pequeños o mascotas que son curiosos por naturaleza, niegue la idea de crear un refugio para ranas en su jardín.

7. Composta y basura de hojas

Tenga en cuenta que incluso si las ranas y los sapos residen en su jardín, su población puede reducirse drásticamente si usted no proporciona una fuente de alimento adecuada. Una manera fácil de hacerlo es manteniendo un montón de abono listo. Los insectos y otros insectos son atraídos por estos montones, que es lo que las ranas necesitan. Además, debe evitarse retirarlo del jardín. No sólo funciona como mantillo, sino que también proporciona refugio a estos amigos anfibios de los depredadores. Los gusanos, caracoles, babosas, arañas, ciempiés, milpiés y escarabajos acechan en los lechos de las hojas, que a menudo se convierten en una comida rápida para los sapos.

8. Medidas para los inviernos

Las ranas y los sapos son anfibios de sangre fría e hibernan en invierno. Si vive en un clima frío, tenga especial cuidado. Durante el período de su hibernación, trate de proporcionar refugios de hibernación adecuados. Una manera de hacerlo es cavando unos pocos agujeros cerca de los refugios y llenándolos con una mezcla de hojas muertas y abono. Esto mantendrá a las ranas y sapos calientes y seguros durante todo el invierno. Los troncos muertos también pueden ser el refugio de la hibernación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *