Arum Lily Care and Growing | Cómo cultivar lirios de arum

El cuidado y crecimiento del lirio arum no es difícil, lea este artículo para aprender «Cómo Crecer y Cuidar de él».

Una flor hermosa y espectacular, arum lirio cuidado y el crecimiento es fácil. Es ideal para decorar jardines, terrazas y balcones. El lirio de Arum, también llamado «» es una planta perenne de la familia de las Araceae.

Su tallo floral rígido y vertical termina en un embudo acampanado que esconde un espádice amarillo o naranja. Las flores de lirio de arum suelen florecer en verano hasta principios del otoño y son muy únicas y maravillosas de observar.

Zonas USDA – 8 – 11, *puede cultivarse en zonas más frías con cuidado en invierno

Dificultad – Fácil

Otros nombres – Calla Lily,

pH del suelo – Ligeramente ácido a neutro

Toxicidad

El lirio de agua es una planta extremadamente tóxica. Se aconseja plantarlo fuera del alcance de los niños, ya que no debe ser consumido bajo ninguna circunstancia, y se debe tener cuidado con su savia al cortar o podar, ya que esto es muy irritante.

Cuidado de los lirios Arum y cómo cultivarlos

Propagación y plantación del lirio de los prados

La solución más simple y rápida para el crecimiento del lirio arum es multiplicarlo por la división de rizomas o bulbos de plantas. También se puede cultivar a partir de semillas: Sembrar semillas en la superficie de un suelo caliente y húmedo en primavera o verano. Manténgalos en un lugar luminoso. La germinación se produce entre 1 y 3 meses. La germinación ideal y la temperatura de crecimiento es de alrededor de 60 F (15 C).

*En los trópicos y zonas más cálidas: Zonas 8 – 11 del USDA u otras partes del mundo, hágalo crecer en cualquier momento, cuando la temperatura se estabilice alrededor de 60 F.

En el jardín

Plantar arum en primavera, en un suelo rico en humus, de 15 cm de profundidad, con un espaciamiento de 30-40 cm entre cada planta. Riegue generosamente durante la temporada de crecimiento sin dejar el suelo seco entre dos períodos de riego.

En el bote

Para un clima más fresco, lo mejor es cultivar lirio arum en maceta. De esta manera se puede mover hacia el interior en invierno. En un pequeño jardín, balcón o terraza, el lirio arum cultivado en maceta se ve hermoso. Elija una mezcla para macetas a base de arcilla para un crecimiento óptimo.

Requisitos para el cultivo de lirio de arum

Ubicación

Para cultivar lirios arum elegir un lugar que es soleado pero no caliente. Si usted está creciendo lirio arum en clima cálido, plante en la sombra parcial. También es sensible a las corrientes de aire frío y a la exposición al viento.

Si usted está plantando lirio arum en una maceta en el balcón o terraza, elija un lugar que sea menos ventoso. El arum también se puede plantar cerca de un estanque o arroyo, e incluso directamente en el agua. Es una planta semiacuática.

Suelo

El arum prefiere un suelo profundo y uniformemente húmedo, rico en materia orgánica.

Riego

Esta planta crece muy bien en el borde de un estanque que revela sus grandes necesidades de riego. Riegue el lirio arum a fondo y regularmente. En sustrato seco, no florece.

Cuidado del lirio de Arum

El cuidado y mantenimiento de los lirios de arum es relativamente sencillo:

Fertilizante

El lirio de arum es una planta exigente y necesita fertilización regular. En la temporada de crecimiento, fertilizarlo cada mes con un fertilizante líquido para bulbos. Siga las instrucciones del fabricante para evitar la sobrefertilización.

Acolchado

Abone la base de la planta con materia orgánica para protegerla del frío.

Poda

Tanto para el mantenimiento como para mantener la planta sana y bella, es necesaria la poda. Para aprender a podarlo, .

Replantando

El lirio arumáceo cultivado en maceta debe ser replantado una vez que crezca más que el Macetero y parezca tener raíces. Utilice siempre un recipiente unos centímetros más grande que el anterior.

Invernaje

El cuidado del lirio arum en invierno es fácil en climas con invierno templado (Zonas USDA 8 – 11). Mientras que en las zonas más frías, es necesario guardar los bulbos de la escarcha, recogerlos y secarlos al sol durante unos días y eliminar el exceso de tierra.

Lleve la planta en maceta al interior o a un invernadero y manténgala a una temperatura de alrededor de 50 F (10 C) y reduzca el riego.

Enfermedades y plagas

Puede ser afectado por enfermedades fúngicas como la pudrición de la raíz o del cuello. En las plagas puede ser atacada por áfidos, ácaros y cochinillas harinosas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *