Cómo hacer el fertilizante de la comida de hueso en el país

Echa un vistazo a esta guía paso a paso para aprender cómo hacer fertilizante de harina de hueso en casa!

La harina de huesos es una formulación rica en nutrientes que normalmente se obtiene al vaporizar y moler pilas de huesos de animales. Puede fortificar el suelo con altos niveles de fósforo, potasio, nitrógeno y calcio. Dirígete a esto para averiguar cómo y cuándo usar la harina de huesos en el jardín!

Preparación de fertilizante seco para la harina de huesos

Cosas que necesita

  • Montones de huesos
  • Olla a presión
  • Macetero grande
  • Una herramienta de precisión para una eliminación eficaz de la grasa
  • Molino
  • Equipo de análisis de suelo
  • Blanqueador
  • Mazo

Instrucciones

Paso 1. Limpiar los huesos

Su primer paso es eliminar cualquier remanente de grasa y carne de los huesos. Considere raspar bien la superficie hasta que estén limpios; si eso no es efectivo, cocine a presión los huesos durante 5 minutos.

Paso 2. Hornear

Después de limpiar los huesos, hornee a 400-450°F o hasta que estén secos y frágiles. Lo ideal es que los huesos pequeños y medianos tarden una hora en llegar a esa etapa. Manténgalos a un lado y déjelos enfriar.

Paso 3. Fragmento

Transfiera los huesos a una bolsa o saco resistente y use un bate o un rodillo para romperlos en pequeños fragmentos de aproximadamente una pulgada de largo.

Paso 4. Moler

Mezcle el polvo de hueso con ceniza de madera o espolvoréelo solo sobre el lecho de jardín.

¿Sigues confundido? Aprenda cómo hacer una comida de hueso seco en este video.

Preparación de fertilizante líquido para la harina de huesos

1. Elija el tipo de hueso derecho

El tipo de hueso que elija determinará cuán nutritiva es su mezcla final. Usted puede elegir entre huesos de pavo, huesos de res, huesos de pollo y huesos de cerdo. Los huesos de carne de res funcionan mejor. Los huesos de pavo son igualmente efectivos. Los huesos de pollo son más fáciles de manejar.

2. Limpieza

Use un cuchillo o raspador para eliminar rastros de carne, suciedad y otros residuos de la superficie de los huesos. Esto es importante porque el depósito de grasa puede retardar la descomposición de los huesos cuando se convierten en polvo más tarde. En consecuencia, sus plantas no podrán adquirir todo el complemento de nutrientes que podrían. Para una limpieza más completa, hierva los huesos durante una hora. Esto eliminará la grasa y desmantelará la médula ósea para la liberación efectiva de nutrientes.

3. Hornear

Mantenga los huesos en un horno precalentado a una temperatura de 284 grados o más. Esto los secará completamente para facilitar el proceso de molienda y también para asegurar que cualquier patógeno sea efectivamente eliminado. Si no tiene un horno, considere cocinar los huesos al vapor en una olla a presión durante 30 minutos. Deje que se sequen antes de continuar.

4. Libra

Los huesos están entre las cosas más difíciles del mundo. Es por eso que hay que romperlos con un mazo para fragmentarlos en pedazos antes del proceso de molienda. La fragmentación simplificará y acortará el proceso de molienda.

5. Moler

Tirar las piezas óseas en una trituradora o triturarlas con un mortero hasta que no se transformen en polvo fino de hueso.

6. Pruebe su suelo

Asegúrese de conocer la composición de nutrientes de su suelo. De esta manera comprenderá cuánta agua y harina de huesos debe mezclarse para preparar el fertilizante líquido de harina de huesos. Si los niveles de calcio y fósforo son altos en su suelo, agregue sólo una o dos cucharaditas de harina de hueso al fertilizante regular. De lo contrario, aumente la cantidad si el suelo es deficiente en estos minerales.

7. Mezcla n Match

Mezclar la harina de huesos con el agua en una olla a fuego medio. El calor permite que el agua absorba más harina de hueso de lo que absorbería de otra manera. Continúe mezclando hasta que no se asiente ninguna harina de hueso como sedimento, luego reserve la olla para que su fertilizante líquido de harina de hueso se pueda enfriar.

8. Seguimiento

Controle el suelo después de cada aplicación para controlar los cambios a lo largo del tiempo. Determine los niveles de calcio y fósforo en su suelo para entender y ajustar la cantidad de harina de hueso en cada dosis de fertilizante en consecuencia.

Preparación de la harina de hueso

El té de harina de hueso es sólo un nombre de fantasía para el compost orgánico que contiene harina de hueso. Es una excelente bebida saludable para plantas privadas de nitrógeno y fósforo. El té de harina de hueso se prepara mezclando una o dos cucharadas de harina de hueso en cada galón de estiércol remojado o té de compost. La mezcla se deja homogeneizar y lograr el equilibrio de la noche a la mañana. Se puede aplicar directamente al suelo o rociar sobre el follaje. Observe esto para comprender el proceso de preparación de la harina de hueso de té!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *