Extremidades productivas de la horticultura vegetal para los principiantes

Vea estos consejos eficaces sobre horticultura para principiantes . El secreto de un jardín productivo reside en el inicio de varias actividades. Los siguientes 10 consejos le ayudarán a crear un huerto más productivo y de menor mantenimiento.

1. Observar

Antes de comenzar con la jardinería, debe observar perfectamente el espacio que está a punto de utilizar. ¿Qué tan grande o pequeño es? ¿Hacia dónde sopla el viento y qué tan ventoso es? ¿Es descuidado o sospechoso? Eche un vistazo a cada aspecto del área seleccionada y considere cómo puede utilizarla. ¿Cuántas horas de sol tiene? ¿Qué lugares son los más soleados? ¿Dónde está la sombra parcial? ¿Cómo vas a regar el jardín? ¿Cómo se puede utilizar el agua de lluvia? ¿Cuál es el nivel de pH del suelo y otros nutrientes en él? ¿Cómo puede utilizar el espacio de forma más eficaz y cuál es la temperatura media y en qué zona se encuentra su área?

Anote estas preguntas y trate de encontrar todas las respuestas. Una vez que descubra los detalles, las posibilidades de éxito como jardinero aumentarán.

2. Prepare su suelo

Trabaje en su suelo. Un suelo sano, orgánico y rico en nutrientes es la base de un huerto estable y productivo. Esto permitirá el desarrollo de un sistema radicular fuerte y menos propenso a enfermedades y abastecer a las plantas con micro y macro elementos y agua muy valiosos. Al poder extraer nutrientes y agua de las profundidades del suelo, las plantas crecerán mejor sobre el suelo y serán más productivas.

La manera más rápida de obtener una capa de unos pocos pies de espesor de tierra fértil es hacer camas elevadas. Un lecho elevado debe ser rico en materia orgánica, como estiércol viejo, compost o vermicompost, y perlita o arena si el suelo no está bien drenado. Invertir en la construcción de un lecho elevado también tiene ventajas económicas: su forma permite el cultivo de más plantas en el mismo espacio. Se estima que la huerta elevada rinde cuatro veces más que el lecho plano estándar.

3. Diseño y planificación

Observe cómo se despliegan las plantas en un lugar. Analice sus necesidades y trate de plantar las plantas de manera que pueda utilizar cada centímetro de espacio. Imagine las plantas como un rompecabezas o bloques de construcción y tome un pedazo de papel y un lápiz para dibujar el plano de su jardín. Considere las cuestiones prácticas, como qué plantas se plantarán y dónde. ¿Cómo puede organizarlos para que su jardín sea más eficiente y conveniente?

A muchas plantas, como los frijoles, los guisantes y la calabaza, les gusta retorcerse en el suelo o treparse a un soporte. Proporcionarles apoyo en forma de celosía, redes o rejas aumenta la superficie del jardín según se pueda y a la sombra de las mismas.

4. Crecer verticalmente

Crezca verticalmente, especialmente si se está quedando sin espacio. Además de ahorrar espacio, la plantación vertical tiene muchos otros beneficios: menos enfermedades micóticas o ninguna, una mejor circulación del aire significa plantas sanas y más productivas, facilidad en la cosecha.

5. Crear un entorno favorable

Buscar las combinaciones óptimas de plantas. Tratar de mantener la biodiversidad. Cultivar las plantas juntas que tienen requerimientos de crecimiento similares y que son un compañero entre sí. Para saber más sobre la plantación complementaria, lea este artículo educativo de…

Si usted está cultivando plantas anuales, asegúrese de hacer rotación de cultivos o planifique un nuevo conjunto de plantas en el área de cultivo para la próxima temporada. Cultivar plantas fijadoras de nitrógeno como leguminosas y frijoles combinados con flores.

Recuerde el valor del compost y del vermicompost. Construye tu propio Macetero de abono. De esta manera podrá deshacerse de sus residuos orgánicos cada día y ser más autosuficiente y obtener fertilizantes naturales, el compost también mejora la textura del suelo. Utilice otras fuentes como el estiércol, y para enriquecer su suelo.

6. Cultivo local

Las plantas locales y nativas que se cultivan tradicionalmente en su región deben ser su primera prioridad, ya que son más fáciles de cultivar y más productivas, especialmente para los principiantes. En general, estos cultivos también son más resistentes a las plagas y enfermedades y a las condiciones climáticas locales. A diferencia de los vegetales exóticos de alto mantenimiento, los vegetales locales son poco exigentes y crecen en una variedad de tipos de suelo.

7. Acolchado

Una capa gruesa de mantillo también es necesaria para que su jardín ayude a retener la humedad. El mantillo proporciona calor en los días fríos y frío en los calurosos. Protege las raíces del sol y la parte más baja del mantillo que se descompone gradualmente también enriquece el suelo.

8. Riego

Regar de la manera correcta puede aumentar el rendimiento de la planta y evitar muchas plagas y enfermedades. Generalmente, una pulgada de agua por semana, incluyendo la lluvia, es suficiente para la mayoría de los vegetales. Aunque, depende más del tipo de suelo, el clima y la planta.

La forma más eficiente de regar las plantas en el jardín es utilizando mangueras de remojo y líneas de goteo, ya que suministran el agua justo donde se necesita y permiten que las raíces absorban el agua. Si en caso de que esté cultivando una huerta en un Macetero, lea…

9. Uso de pesticidas

Las plagas y enfermedades son las más desgarradoras y comunes que le suceden a cualquier jardinero. La manera más fácil de matarlos es usar pesticidas e insecticidas químicos, pero ¿realmente quieres usarlos?

No use pesticidas químicos hasta que sea posible, son dañinos y también matan a los insectos benéficos y polinizadores. Vayan a lo orgánico, experimenten con lo que es efectivo. Los aceites de cúrcuma, ajo, chile, cebolla, neem y horticultura son útiles y repelen las plagas. Recuerde, usted necesita ser paciente y consistente con los pesticidas naturales y, por último, si está usando pesticidas químicos, úselos cuando los polinizadores estén inactivos por la noche.

10. No fertilice en exceso

Los principiantes a menudo cometen este error. Ellos creen que mientras más fertilizante se alimente, mejores y más sanas serán sus plantas. Pero la sobrefertilización puede quemar las raíces de sus plantas, puede desequilibrar el suelo e incluso matar lombrices de tierra y otros insectos benéficos del suelo.

Es mejor hacer que su suelo se analice para averiguar qué nutrientes necesita su suelo y satisfacerlos en consecuencia. Además, mezcle la mayor cantidad posible de compost y otra materia orgánica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *